.

Educación urbana. Un colegio con calle.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando se enumeran las grandes ciudades del planeta Tierra, Buenos Aires es una de ellas. Por las mismas características que el mundo la considera una ciudad tan especial, nosotros elegimos este lugar para vivir. Y para fundar un colegio.
Porque en nuestra ciudad tenemos los mejores vecinos del mundo: Figari, Rodin, Picasso, Lacámera, Berni, Pettoruti. Todos ellos habitan la exposición permanente del Museo Nacional de Bellas Artes, a pasos del colegio; y Bourdelle, el maravilloso escultor francés, está todos los días en la plazoleta de Figueroa Alcorta y Libertador exponiendo “El arquero”.
Además, la Biblioteca Nacional. Una de las fuentes bibliográficas más importantes de América Latina que abarca desde el descubrimiento de América, con documentos históricos únicos, hasta las últimas fuentes de información para la investigación.
Lo mismo sucede con el Centro Cultural Recoleta o el Museo de Arte Decorativo, el MALBA y Museo Fernández Blanco, todos lugares en los que tenemos una invitación permanente para interactuar con la cultura argentina, latinoamericana y del mundo entero.
Se suman a estas riquezas urbanas el Teatro Colón, El Cervantes y cada una de las exposiciones, conciertos y expresiones de ideas, sentimientos y pensamiento que la humanidad ofrece en sus distintas formas en el centro de Buenos Aires; para que aprendamos de otros, de los que estuvieron antes y de los que están ahora, y podamos crecer a partir del diálogo con ellos.
Las Cumbres está ubicado estratégicamente. Nacimos como un colegio urbano y así seguimos creciendo. Para que nuestros alumnos aprendan tanto en el aula junto a sus compañeros y maestros como en la ciudad, junto a todos y todo.

La educación es un acto de fe

Fe de los docentes, en que una buena clase es la posibilidad de un buen camino para el futuro de sus alumnos. Fe de los padres, cuando eligen nuestro proyecto educativo para sus hijos (el proyecto más importante de sus vidas). Fe de los alumnos, que al dar cada día el "presente" nos están dando su palabra. Fe en Dios que nos guía y sostiene. Docentes, alumnos, directivos y padres, creemos en Las Cumbres. Y como comunidad educativa sabemos que para la construcción de un país sólido, la educación es la puerta grande. Estos son nuestros Principios y Objetivos.